Tips

Maridaje de vino y ensaladas

Algunos platos parecen ir de forma natural con el vino, sin embargo la ensalada ha sido considerada "hostil" al vino desde tiempos inmemoriales.

Pero los expertos dicen que no hay razón para privarse de una copa de vino con una ensalada, sobre todo ahora que éstas son mucho más que un plato de lechugas mixtas. En la actualidad las ensaladas son muchas veces las protagonistas del menú, llenas de sabores y texturas por lo que pueden ser las compañeras ideales para una amplia gama de vinos, a gusto del consumidor. No obstante, experto afirman que los vinos jóvenes, frescos y frutados son ideales para acompañar comidas poco complejas, no así un gran vino de guarda, ya que su complejidad no se adaptaría bien al carácter más “simple” de una ensalada.  

También recomiendan cortar un poco la cantidad de vinagre en la receta, sin sacrificar sabor y elegancia en el plato. Para ello se puede usar un vinagre más suave, como balsámico o considerar otros ingredientes en vez de vinagre o incluso utilizar el vino como el componente del aderezo en cuestión.

Si bien es cierto que cuando hace más calor se beben más blancos y que también es en la temporada estival cuando se comen más ensaladas o platos fríos, siempre hay ocasiones para disfrutar de cada vino porque, por suerte, no tienen estacionalidad.

¿Cómo hacer un huerto urbano?

Podemos crear un huerto urbano prácticamente en cualquier lugar, un pequeño jardín, un patio, una terraza, un balcón o incluso una ventana. Lo indispensable: disponer de una buena cantidad de horas de luz solar directa.

Si cuenta con un espacio reducido, puede utilizar una jardinera simple o un cajón de madera donde colocará la tierra. Esta puede ser de hoja para dar buena estructura a su huerto, o compost (ojo con este, ya que en exceso podría dañar sus cultivos). La capa de tierra suelta debe tener de 2 a 10cm de alto.

Es muy importante que mueva la tierra para que tome aire, se ablande y le llegue oxígeno, vital elemento para su mini huerto. Puede usar una pala de playa, un rastrillo pequeño, incluso un tenedor firme si la superficie es pequeña. Recuerde limpiar de malezas, piedras y basuras el lugar destinado a nuestras hortalizas. Sólo debe haber tierra suelta.

Reciclaje de aceite

Tirar el aceite de cocina al desagüe contamina miles de litros de agua que después son muy difíciles de limpiar por las empresas sanitarias. Además de dificultar la oxigenación del agua, el aceite puede tapar las cañerías dejándolas sucias, grasosas y con mal olor. 

En algunos países de Europa la recolección de aceite de cocina para refinar y convertir en biocombustible, que incluso se puede utilizar en su automóvil, es una práctica habitual e incluso un negocio rentable.

Si usted ya utilizó el aceite lo suficiente y no puede reciclarlo en su localidad, simplemente vacíelo en una botella plástica y luego tírela a la basura. Al ser un material biodegradable acabará siendo pasto de microorganismos que lo integren en el ciclo natural.

Algunas pautas para ahorrar agua

Lo primero que debemos hacer esarreglar cualquier fuga o avería que tengamos.Gota a gota podemos llegar a desperdiciar casi 30 litros diarios de agua.

Mientras esperas que salga el agua caliente en la ducha, aprovecha a llenar un cubo que luego puedes utilizar para regar las plantas.

Ten en cuenta que por cada ducha de cinco minutos se consumen 100 litros de agua, mientras que en llenar la bañera podemos gastar 300 litros de agua.

Intenta cerrar la llave de agua en la ducha mientras te enjabonas, también mientras te lavas los dientes o te afeitas. Puedes hacer lo mismo mientras enjabonas los platos si los lavas a mano.

Respecto al inodoro, no tires la cadena de forma innecesaria.

En cuanto a los electrodomésticos, pon la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén llenos. Es preferible que utilices la lavadora que lavar a mano, ya que a mano se consume un 40% más de agua.

No descongeles los alimentos con agua caliente. Sé organizado y sácalo la noche anterior para que no tengas que recurrir al agua.

Si tiene piscina, es aconsejable que en invierno o cuando no se use, esta se tape con una lona. Mantendrá el agua limpia por mucho más tiempo y evitará que el agua se ponga verde por la formación de algas u otros motivos. Tampoco será necesario que cambies el agua de la piscina de un año a otro si le realizan todas las mantenciones periódicas. Podrás pasar hasta tres años con la misma agua.

Lo ideal es que riegues las plantas al amanecer o al anochecer ya que son las horas más frescas. Si riegas cuando hace más calor, posiblemente parte del agua se evapore.

Instala un sistema de riego por goteo. También puedes llenar unas cuantas botellas, y en el tapón hacer un pequeño agujero. Pon la botella boca abajo metida en la tierra. Cuando las plantas necesiten agua, se encargarán ellas mismas de absorberla.

Si tienes un jardín grande, sitúa cada especie por hidrozonas. Es decir, las plantas deben estar agrupadas según su consumo de agua para facilitar la economía del sistema de riego.